VIRGEN DEL VALLE DE CATAMARCA

Nuestra Señora del Valle de Catamarca
(Su fiesta se celebra el segundo sábado de Pascua)

Una estatua venerada de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción fue descubierta entre 1618 y 1620 en una cueva en Choya, en la provincia de Catamarca, Argentina.
Cuenta la historia que en el silencio de la tarde, uno de los indios encomendados al servicio de don Manuel de Salazar escuchó una voz y pasos.
Era un grupo de muchachas indias que caminaban con desconfianza, como si alguien tuviera miedo de sorprenderlas. Trajeron lámparas y flores de las montañas. Era de noche, así que regresé al Rancho Nagaya.
Su curiosidad lo llevó de regreso a esos lugares a la mañana siguiente. Rápidamente encontró sus pasos y encontró un camino bien transitado.
Cuando apareció un nicho de piedra bien enmascarado a una altura de unos 7 metros, subí el cañón durante unos 5 km. Al final de la hornacina se encontraron asientos rústicos, restos de un fogón e incluso rastros de danza.
Subió a un nicho, donde encontró la estatua de la Virgen María en celebración. Era pequeña y muy hermosa, con la cara y las manos juntas.
Unos meses después, convencido de su descubrimiento, el indio le contó todo a su amo. Le dijo que la adoraban, que estaba entre las piedras, que era morena como una india, y por eso la amaban, y también le dijo que yo había aprendido a amar.
Entonces, viendo aquella imagen recitar tantos genios, le construyeron una capilla. Es el lugar donde hoy se encuentran los muros de la iglesia, según antiguas tradiciones, y se declara que se venera la Catedral de Catamarca.

Entradas Relacionadas

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad